¿Rey Prudente o Demonio del Mediodía?

Para sus defensores, Felipe II fue el monarca prudente, pero sus enemigos protestantes lo definieron como el Demonio del Sur. Sin embargo, a esos breves retratos les faltan matices. Habría que añadir su convicción de que su vida tenía un sentido trascendente, casi mesiánico, la certeza de que era él, y no la Iglesia, el verdadero brazo ejecutor de Dios, y que para luchar contra el Mal eran tan válidos las espadas como la alquimia, o los soldados como los magos y nigromantes que se dieron cita en el monasterio de El Escorial.
Pero tal vez la clave se halle en no considerarlo ni Rey Prudente ni Demonio del Mediodía, sino el nuevo rey Salomón. Y si nos atrevemos a mirarlo desde este ángulo, toda su vida cobra una nueva y estremecedora perspectiva, lo mismo que la fortaleza construida para poner a buen recaudo a las fuerzas del Mal: El Escorial, el nuevo Templo de Jerusalén.

La leyenda dice que san Lorenzo trajo de Oriente a Europa el Santo Grial. Pero ¿qué es exactamente la fuerza mágica que representa el Grial? ¿Es una mera casualidad que siglos después Felipe II, convencido de ser el nuevo rey Salomón, construyera el enigmático monasterio coincidiendo con la festividad de San Lorenzo? ¿Qué sucedería si ese proyecto ya estuviera en la mente del rey mucho antes de que tuviera lugar la batalla de San Quintín?

¿Qué ocultó a lo largo de su vida Felipe II? ¿Qué aguarda a ser descubierto bajo las piedras dispuestas según criterios herméticos por Juan de Herrera en El Escorial? ¿Qué relación tuvo Felipe II con el Mal a lo largo de su vida?

  • Detalles del libro

  • Número pàgines:   405
  • Drets a l'estranger:
    SPAIN- Edaf, 2007
  • Editorial:   Edaf

Otros libros de este/a autor/a